Aprender a Ser

«Un día preguntó el Maestro:
"En opinión de ustedes, ¿cuál es la pregunta religiosa más importante?"
A modo de respuesta, escuchó muchas preguntas: "¿Existe Dios?, ¿quién es Dios?, ¿cuál es el camino hacia Dios?, ¿hay vida después de la muerte?"
"No", dijo el Maestro. "La pregunta más importante es: ¿Quién soy Yo?".»
Anthony de Mello

Fundamento Cristiano:

  • «El mundo entero es ante Ti como grano de arena en la balanza, como gota de rocío mañanero que cae sobre la tierra. Tú te compadeces de todos, porque todo lo puedes, cierras los ojos a los pecados de los hombres para que se arrepientan. Amas a todos los seres y no aborreces nada de lo que has hecho; si hubieras odiado a alguien, no lo habrías creado. Y ¿cómo viviría todo si Tú no los amaras a todos? ¿Cómo conservarían su existencia si Tú no los hubieras llamado? Pero a todos perdonas, porque son tuyos, y Tú, Señor, eres el Amigo de la Vida.» (Sabiduría 11, 22-26).
  • Esta es la esencia de la fe cristiana: Dios es Amor y nos creó en el Amor, para que encontrándonos a nosotros mismos, lo hallemos a él, fuente y término de nuestra existencia.
  • Somos maravillosos, somos obra de Dios, creación de su Amor. No somos un accidente de la historia. Somos deseados, queridos, esperados, mirados. Dios es Padre y nosotros somos sus hijos.

Fundamento Calasancio:

  • La finalidad de nuestra educación es la felicidad del niño.
  • Tal felicidad supone la salvación integral del niño, que no es otra cosa que la posibilidad de llegar a la vida eterna.
  • Para eso el niño debe aprender a vivir «para la gloria de Dios y la utilidad del prójimo.»
  • Gloria de Dios que se vive cuando se deja obrar a Dios, pues él siempre nos hace bien, y cuando buscamos hacer siempre su voluntad.
  • Utilidad del Prójimo que supone trabajar para salvar a los hermanos, pues lo que se hace por ellos, se hace por el mismo Cristo que en ellos vive y con ellos se identificó.

Fundamento Pedagógico:

  • La Educación debe contribuir al desarrollo integral de la persona: cuerpo, mente, inteligencia, sensibilidad, sentido estético, responsabilidad, espiritualidad.
  • Hay que procurar que la Educación permita que todos los niños y jóvenes tengan un pensamiento autónomo y crítico.
  • La Educación tiene por objeto el despliegue completo del ser humano en toda su riqueza y en la complejidad de sus expresiones y compromisos.
  • La Educación es, por tanto, un viaje interior, cuyas etapas corresponden a las del desarrollo constante de la personalidad.
  • Tal proceso sólo se completa adecuadamente, cuando los niños y los muchachos son capaces de descubrirse creados, llamados por el Absoluto a la plenitud total de sus vidas, al desarrollo de todas sus posibilidades en el encuentro con el Dios que los hace hijos suyos.

Vivencia en el Colegio Calasanz:

En el Colegio Calasanz creemos, que lo más importante en el proceso educativo, es que los niños y los jóvenes lleguen a encontrarse a sí mismos, construyan su propia personalidad y entren en el gozo de su propia y más honda verdad, la que los hace únicos, irrepetibles e infinitamente valiosos.
Por nuestra fe cristiana, estamos convencidos del valor de cada niño y de cada joven, pues ellos son Hijos del Padre, lo cual significa que son amados desde toda la Eternidad, están llamados a llevar en su ser el rostro y la vida del Señor Jesús, y poseen en su interior más interior, la presencia viva del Espíritu Santo.
Así pues, optamos por una Educación profundamente espiritual, que desarrolle las realidades más hondas e íntimas de los niños, que les permita hallarse en su propia hermosura y que, ojalá, les permita descubrirse amados desde siempre y amados para siempre en la paz del abrazo del Padre.

Implicaciones:

  • Acompañar a cada niño y a cada joven en el descubrimiento de su propia grandeza espiritual, fuente de sus valores y de todas sus capacidades y opciones
  • Anunciar y ayudar a vivir la presencia amorosa de Dios como sentido primero y fundamental de la vida
  • Anunciar gozosa y vivencialmente a Jesucristo como modelo de humanidad, como revelación viva de la misericordia de Dios y como salvador nuestro
  • Acompañar personalmente a los niños y a los jóvenes a través del proyecto de Pastoral para ayudarles a enfrentar sus vidas desde la luz del Dios que habita en ellos.

Compromisos:

  • Respeto y apertura a los valores espirituales anunciados por el Colegio
  • Una profunda exigencia en la vida espiritual, pues aunque acogemos las diversas confesiones religiosas, creemos plenamente en la necesidad de que todos los niños tengan vivencia espiritual
  • Un proyecto pastoral que supone:
    • Formación Catequética: Anuncio explícito de la Fe Cristiana
    • Formación en la Oración: Mediante el proyecto de Oración Continua
    • Formación Sacramental: En la vivencia piadosa y profunda de los sacramentos
    • Acompañamiento Existencial: Mediante el diálogo personal, las Convivencias, los Retiros Espirituales y los Grupos Juveniles.
Enlaces de interés
Calasanz en el mundo
Brevemente Calasanz