Aprender a Hacer

«Toda la alegría silenciosa de Sísifo consiste en esto: Su destino le pertenece. Su roca es su cosa. Sabe que es dueño de sus días. En ese instante sutil en que el hombre vuelve sobre su vida, como Sísifo vuelve hacia su roca, en ese ligero giro, contempla esa serie de actos desvinculados que se convierte en su destino, creado por él, unido bajo la mirada de su memoria y pronto sellado por su muerte. Así, persuadido del origen enteramente humano de todo lo que es humano, ciego que desea ver y que sabe que la noche no tiene fin, está siempre en marcha. La roca sigue rodando. Dejo a Sísifo al pie de la montaña. Se vuelve a encontrar siempre su carga. él también juzga que todo está bien. Este universo no le parece estéril ni fútil. Cada uno de los granos de esta piedra, cada trozo mineral de esta montaña llena de oscuridad, forma por sí solo un mundo. El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre. Hay que imaginarse a Sísifo dichoso.»
Albert Camus

Fundamento Cristiano:

  • Desde la fe cristiana el ser humano es un ser con sentido, es decir, un ser con una vocación, con un llamado.
  • La experiencia del amor de Dios Creador manifestada en Jesucristo, muestra que la existencia no es el fruto ciego del azar, sino un llamado a la vida, para realizar una obra.
  • La plenitud de la propia existencia, la felicidad de los demás, la construcción de un mundo mejor, son las realidades que marcan los alcances de la vocación humana.
  • Jesús, el que vino a anunciar la Buena Nueva a los pobres, la libertad a los cautivos y a los afligidos el consuelo, fue el hombre para los demás hombres, fue el ser humano entregado a la causa del Reino, y es ahora, el llamado a que cada uno descubra su lugar y su misión en la construcción de ese Reino que él comenzó.

Fundamento Calasancio:

  • La finalidad de la educación es que los niños y los muchachos descubran la interna inclinación o guía del Espíritu Santo.
  • La interna inclinación es la voz de Dios que toca el corazón de cada uno.
  • Es la verdadera presencia del Señor en el interior de las personas, de la cual brotan sus cualidades y aptitudes, y en la cual cada quien encuentra un lugar de paz interior desde el que puede servir a los demás.
  • «Sobre un punto quiero prevenir encarecidamente al Maestro: que descubra en cada alumno la interna inclinación o guía del Espíritu Santo; por ese camino llevará a cada uno hacia la perfección.» (CC. 23)

Fundamento Pedagógico:

  • Aprender a Hacer implica en primer lugar el descubrimiento de una Vocación, de una Misión en la vida. Esto supone:
    • Descubrirse valioso, colmado de talentos y con capacidad de aportar
    • Verse con sentido, con una labor por realizar
    • Acogerse como alguien importante, imprescindible, en la construcción del mundo
  • Aprender a Hacer supone poner al alumno en el sendero de su realización profesional, enseñándole a poner en práctica sus conocimientos de forma que pueda mejorar su vida y transformar el mundo.
  • Lo anterior implica proporcionar al alumno experiencias que le permitan:
    • Conocer sus aptitudes y talentos
    • Desarrollarlos creativamente
    • Adquirir las competencias necesarias para realizar una labor eficiente, trabajando con otros y asumiendo un liderazgo positivo

Vivencia en el Colegio Calasanz:

En el Colegio Calasanz estamos convencidos del valor de cada vida humana y de la preciosa misión que tiene cada niño que llega al mundo. Como decía el poeta indio Rabindranath Tagore: «Cada vez que nace un niño, Dios nos muestra que todavía confía en los hombres».
Por lo anterior, nuestra educación es profundamente vocacional, en el sentido de ayudar a cada niño y a cada joven a encontrar su misión en la vida.
El conocimiento y la ética, no cumplen su función, si no llevan a que los niños y jóvenes, descubriendo aquello para lo que nacieron, lo pongan en práctica como colaboración y compromiso con la construcción de un mundo mejor y más justo.
Así pues, optamos por una Educación que permita a los niños y a los jóvenes explorar sus potencialidades, ser creativos, desarrollar sus aptitudes y descubrir la Misión que asumirán para bien del mundo y para plenitud de sí mismos.

Implicaciones:

  • Encaminar a los niños y a los jóvenes según su inclinación más profunda, es decir, según la guía del Espíritu Santo que habita en ellos y les muestra lo que Dios espera de sus vidas
  • Fortalecerlos, para no permitir que sus vidas se vean arrastradas por las tendencias desordenadas que habitan en lo profundo del corazón y que alejan del querer de Dios
  • Desarrollar un proceso de discernimiento vocacional, que permita que los niños y jóvenes descubran:
    • El valor único de sus vidas y el profundo sentido de sus existencias
    • Aquello para lo cual son buenos y que realizarán siempre con ilusión
    • Aquello que puede ser su aporte en la construcción de un mundo mejor y más justo
    • Y aquello que tienen para ofrecer a los demás como servicio desinteresado y signo de entrega personal

Compromisos:

  • Un esfuerzo honesto por conocer a cada niño y a cada joven, para poder acompañarlos en sus decisiones
  • Un proceso formativo con proyectos artísticos, deportivos y lúdicos, que permitan que los niños exploren sus potencialidades y descubran todas las capacidades que poseen
  • Una exigencia y seriedad en el desarrollo de actividades complementarias, por la convicción que tenemos de su importancia en la educación y formación integral
Enlaces de interés
Calasanz en el mundo
Brevemente Calasanz